Con la recomendación fundamental de contar con la vacuna antigripal, el Ministerio de Salud Pública difundió una serie de sugerencias con miras a las próximas vacaciones de julio del sistema educativo. Lavado de manos cotidiano, dieta sana, ventilación de ambientes, no asistir a sitios multitudinarios en el caso de presentar algún síntoma de influenza y extremar el cuidado en el uso de la calefacción son algunas de ellas.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) destaca entre sus recomendaciones a la ciudadanía respecto de las vacaciones del sistema educativo de Uruguay, que comenzarán el 1.º de julio, la vacunación contra la gripe de las personas de los grupos considerados prioritarios.

Estos comprenden a las embarazadas en cualquier etapa de gestación, mujeres en los primeros seis meses de posparto y personal de la salud, incluidos los estudiantes de todas las áreas y los cuidadores o acompañantes de enfermos.

También forman parte de esos grupos los niños de entre seis meses y cuatro años de edad, inclusive, las personas mayores de 65 años, el personal de los servicios estatales esenciales de Policía, Bomberos y las Fuerzas Armadas, los empleados de empresas avícolas y criaderos de aves de corral y aquellos mayores de cinco años con enfermedades crónicas.

El MSP insiste, además, en la importancia de la aplicación de la vacuna triple viral (sarampión, rubeola y paperas) y recuerda que las personas nacidas después de 1967 y mayores de 15 meses de edad que no hayan padecido sarampión y no presenten contraindicaciones deben recibir en total dos dosis.

Propone también seguir o adoptar hábitos diarios, como lavarse las manos con agua y jabón varias veces al día o utilizar alcohol en gel, taparse la boca y la nariz con el pliegue del codo al estornudar o toser, usar pañuelos descartables, ventilar los ambientes domésticos, evitar el humo de cualquier tipo, en especial del tabaco, y los cambios bruscos de temperatura, utilizar abrigo adecuado y cubrirse la boca y los oídos.

Por otra parte, las autoridades sugieren consumir una dieta variada, que incluya verduras, legumbres, carne, pescado, huevos, leche y frutas, e incrementar las bebidas calientes. Recuerda que la ingesta de alcohol aumenta el riesgo de hipotermia debido a la pérdida de calor.

También exhorta a extremar los cuidados con los equipos de calefacción y mantenerlos apagados cuando no haya quien se asegure de su correcto funcionamiento, utilizar aparatos a leña o combustión solo si los ambientes están ventilados y los equipos están libres de fuga para evitar intoxicaciones y mantener los equipos alejados de objetos que puedan incendiarse, como muebles, cortinas y frazadas.

En ese sentido, el MSP aconseja no cubrir los equipos de calefacción, no dejar nunca a niños sin supervisión en un ambiente con calefacción encendida y evitar el uso de estufas cuyo cable de conexión eléctrica se encuentre en mal estado.

× ¿En qué puedo ayudarlo? Powered by QuadLayers